Oaxaca es uno de los estados que más atractivos ofrece; no sólo a nivel cultural o turístico; sino también en el ámbito de la gastronomía. Quien visita Oaxaca queda maravillado con su amplia oferta de platillos que van del típico mole o chocolate hasta las tlayudas y los chapulines.

Considerada como patrimonio intangible, la comida oaxaqueña cuenta con la famosa gama de los siete moles regionales que incluyen: el verde, colorado, negro, amarillo, chichilo (chichilo negro), manchamanteles y mole rojo.

Además, Oaxaca produce el quesillo, considerado como uno de los mejores del mundo. Otros de los alimentos que no puedes dejar de probar son los antojitos locales pues en ellos están presentes los insectos; acompáñalos con un café o una copita de mezcal. Otra de las características que hacen a su comida única son los utensilios con la que la preparan como las ollas de barro verde o negro.

Si deseas probar la auténtica comida oaxaqueña, te invitamos a visitar Casa Tule Restaurante, donde consentiremos tu paladar y el de tus acompañantes.

Con información de:
http://www.nvinoticias.com/nota/53641/la-gastronomia-oaxaquena-patrimonio-cultural
http://elclaustro.edu.mx/claustronomia/index.php/investigacion/207-chiles-semillas-y-los-7-moles-oaxaquenos
http://www.revistabuenviaje.com/conocemexico/destinos/oaxaca/gastronomia/gastronomiaoax.php